Aprende a disminuir la pérdida de colágeno en 4 simples pasos de rutina facial

La piel es el órgano más grande de nuestro cuerpo y por eso debemos protegerla de las distintas agresiones del medioambiente. Los climas secos, por ejemplo, causan estragos en la piel, no obstante, hay otros elementos que causan igual o más daño que las bajas temperaturas, como la pantalla de tu celular y las calefacciones muy altas que solo contribuyen a empeorar el problema.  Pero en el mes del cuidado de la piel, debemos informarnos sobre  un factor clave: el colágeno.

El colágeno es una proteína que forma parte de la estructura de la dermis. Otorga a la piel el aspecto de firmeza, elasticidad y que se vea lozano. El problema al que nos enfrentamos es que con el pasar de los años esta producción se reduce y desde los 25 años se pierde alrededor de un 1.5% cada año. El desafío es cómo lograr el colágeno presente en nuestra piel. Oriflame, marca sueca de belleza, te presenta una rutina que ayuda a prevenir este deterioro.

Hidratar, proteger y reparar, son los tres pasos que debes repetir en tu ritual de belleza, para eso, Oriflame desarrolló NovAge Ecollagen, un set de cinco cremas (Gel Limpiador Supremo NovAge, Crema de ojos antiarrugas con efecto ecolágeno NovAge, Suero NovAge Ecollagen Wrinkle Power, Crema de Día NovAge Ecollagen Wrinkle Power SPF 30 y Crema de Noche NovAge Ecollagen Wrinkle Power) desarrollado con  Tri-Peptide, ácido hialurónico de bajo peso molecular y extracto de células madre de Edelweiss.

Todo lo que tienes que hacer es seguir la rutina de cuatro pasos, dos veces al día, todos los días, y disfrutar de la diferencia que hace.

PASO 1: LIMPIAR – PREPARARSE PARA ABSORBER

La limpieza de la piel por la mañana y por la noche elimina las impurezas para una buena salud de la piel y crea condiciones perfectas para absorber el resto de los productos en la rutina.

  • Salpica tu cara con agua tibia.
  • Dispensa una gota de gel limpiador en la palma de tu mano húmeda.
  • Masajea suavemente sobre la piel húmeda con las yemas de los dedos, evitando el área de los ojos.
  • Seca suavemente la piel con una toalla suave.

PASO 2: OJOS – ENFOQUE EN LOS OJOS

Las cremas para los ojos tienen texturas más claras, no tienen fragancias y están especialmente formuladas para satisfacer las necesidades únicas de la zona de los ojos, como líneas, hinchazón y ojeras.

  • Dispensa una pequeña gota de crema para cada ojo.
  • Vierte la crema a lo largo de tu hueso orbital con la punta del dedo anular. Evita el contacto directo con los ojos.
  • Golpea suavemente sobre la piel hasta que se absorba.

PASO 3: AUMENTAR – ACTIVAR EL PODER

Los sueros son el refuerzo de la rutina, su textura fluida está diseñada para administrar sus activos hidratantes y para preservar la juventud de manera rápida y eficiente, antes de aplicar la crema de día o de noche.

  • Dispensa una gota de suero en el dorso de tu mano.
  • Recoge el producto con la punta de los dedos y salpícalo ligeramente sobre la cara, evitando el área de los ojos.
  • Golpea suavemente sobre la piel o extiéndela suavemente por toda la cara hasta que se absorba.

PASO 4: HIDRATACIÓN – REEMPLAZAR Y PROTEGER

Las cremas de día y de noche proporcionan la capa final de ingredientes activos junto con la hidratación. La crema de día está diseñada para ayudar a hidratar y proteger tu piel, mientras que la crema de noche está diseñada para restaurar y reponer mientras duermes.

  • Aplica solo 5 puntos de crema del tamaño de una arveja: en la frente, cada mejilla, la nariz y la barbilla.
  • Usa las yemas de los dedos para acariciar suavemente o masajear la crema de manera uniforme en toda la cara, evitando el área de los ojos, hasta que se absorba completamente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *