7 tips para cuidar nuestra piel en primavera

Con la llegada de la primavera empezamos a usar prendas más ligeras, las cuales dejan en evidencia las zonas de nuestra piel que más se resintieron durante el invierno producto de las bajas temperaturas, la sequedad del aire y el uso de calefacción.

Es por esto que durante el cambio de estación se hace fundamental incorporar nuevos tratamientos al cuidado diario de la piel del rostro y el cuerpo. La doctora Beatriz Villanueva, de la Clínica de Medicina Estética Donka Avdaloff, nos entrega 7 tips para cuidar nuestra piel en primavera:

  1. Exfoliantes: Se recomienda realizar por lo menos una exfoliación de rostro a la semana, lo cual puede ser complementado con el uso de un gel de limpieza que contenga alfa o beta hidroxiácidos para remover las células muertas de forma segura, sin dañar la piel de nuestra cara.
  2. Hidratación profunda: Siempre es recomendable evaluar un tratamiento re-energizante como una limpieza con Hydrafacial u Oxigenoterapia. El Hydrafacial permite limpiar, exfoliar y extraer impurezas y células muertas al mismo tiempo que va nutriendo con antioxidantes, péptidos y ácido hialurónico. Sirve para todo tipo de piel y tiene como objetivo devolver la vitalidad y brindar humectación, hidratación y frescura a la piel sin producir irritación. La oxigenoterapia combate los signos del envejecimiento mediante el transporte de moléculas de oxígeno altamente concentradas directamente hacia la epidermis. El oxigeno es infundido por corrientes de presión junto con nutrientes botánicos, vitaminas y minerales en toda la zona de cara y cuello, humectando y revitalizando la piel, brindándole tersura y luminosidad.
  3. Máscara semanal: El cuidado de la piel del rostro se basa principalmente en limpiar, tonificar y humectar la piel al menos dos veces al día, lo cual debe ser complementado con una máscara facial una vez a la semana o, idealmente, un tratamiento de nutrición facial profesional.
  4. Tratamiento casero: Una máscara que puedes realizar en tu hogar para tener una piel luminosa y humectada, y que generalmente es bien tolerada por todos los tipos de piel, consiste en mezclar avena con agua hirviendo, dejar enfriar y aplicarla por 15 minutos en el rostro para después enjuagar con agua tibia. Para las pieles más oleosas se puede usar una alternativa de máscara con dos claras de huevo crudas y ¼ de taza de jugo de naranja, que se deja puesta durante 15 minutos y luego se enjuaga. El resultado es un rostro con una piel menos opaca y poros más cerrados.
  5. Bloqueador: Para terminar la rutina de cuidado diario, siempre hay que usar un bloqueador solar facial, que debe contar con un factor de protección de al menos FPS 30 para evitar el daño de las radiaciones UV. No olvides aplicarlo también en el cuello y en el dorso de las manos.
  6. Humectantes: Los ungüentos con base de vaselina sólida son uno de los mejores humectantes para las zonas ásperas como los pies, codos o manos. Una buena idea es untar tus pies con este tipo de cremas durante la noche y cubrirlos con calcetines de algodón blanco para que se sientan y se vean mucho más suaves y humectados al despertar. Lo mismo se puede hacer en las manos, con guantes de silicona o plástico.
  7. Prepararse para la depilación: Para tener mejores resultados es recomendable exfoliar la piel al menos unos dos días antes del procedimiento. Esto permitirá remover las células muertas y facilitar cualquier tipo de depilación y tratamientos de autobronceado.

Y ustedes ¿cómo cuidan la piel de su rostro y cuerpo?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *